Recordando a Hugo Chávez

Opinión: 04/03/2016

Recordando a Hugo Chávez

Autor: Nicaragua905

Silvio Mora (Guatemala)

“Está bien, tú ganas, pero primero soy socialista y después cristiano”, dijo Fidel Castro a Hugo Chávez luego de intensas conversaciones entre ambos líderes políticos. Hugo fue militante cristiano y Fidel del socialismo. Anécdota contada por Elena Salcedo, embajadora de Venezuela en Guatemala durante la conmemoración del tercer aniversario de la muerte del emblemático comandante.

Ángel Leandro, un sacerdote joven nacido en Sabaneta, Barina, nos brindó una lección de la vida. Nos hizo reconocer nuestros pecados. Fue breve al contar su infancia marcada por la personalidad de Hugo Rafael Chávez Frías. El mismo que en Nicaragua le llamamos “El Búfalo”, quizás porque siempre fue directo, claro y sin tapujos. El mismo que siempre decía lo que su mente pensaba y su corazón sentía.

A tres años que Chávez pasó a la inmortalidad, sabemos que América lo ama, porque fue un comandante que alcanzó la sencillez de un escolar y la ternura de un niño. Es un sabanero que recorre los llanos de Venezuela con un concierto de arpas en su corazón. Lo acompañan la guacamaya, frutas criollas de la llanura y becerritos lindos que buscan a mama-vaca.

Que hermoso veíamos al “Búfalo” junto a Daniel. Siempre alegres, sonrientes y dicharacheros oyendo “Concierto en la Llanura” de José Luis León y “Caballo Viejo” de Simón Díaz. El Comandante Hugo Chávez recorría Managua acompañado de Daniel y Rosario. Iban y venían por la Avenida Bolívar, Plaza La Fe, el Malecón, Puerto Salvador Allende, Lago Xolotlán, Pista Benjamín Zeledón, La Plaza de la Revolución… miles de pobladores los saludaban.

Muy acertado fue el Presidente Daniel Ortega al afirmar hace tres años: “Chávez levantó la espada de Bolívar en Venezuela, América Latina y el mundo”. Lo dijo ante cientos de jóvenes, el sector privado, diplomáticos, funcionarios públicos, miembros de los poderes del estado y gente humilde. Era un día tristón que derramaba lágrimas. Pero la voz de Daniel dejo un eco: “Esta espada libertaría la levantó Chávez derramando justicia, llamando la paz, la libertad y la unidad de los pueblos”.

Algunos dicen que Chávez se convirtió en un fantasma. Que fue el hombre más libre. En la propia casa del imperio norte dijo: “Ufff, ayer el diablo estuvo aquí, huele a azufre todavía”, en alusión al presidente George Bush. Pero siempre fue una expresión sensible de amistad para los pueblos del mundo civilizado, amante de la paz y la superación. Murió joven por ver la gloria, igual que Cristo, el Che, Sandino, Bolívar, Alejandro y Aquiles. El “Búfalo” retrata los sentimientos más bellos de la humanidad.