Marchas de Semana Santa

Opinión: 15/03/2016

Marchas de Semana Santa

Autor: Nicaragua905

Silvio Mora

La música fúnebre o Marchas de Semana Santa la escuchamos una noche, que nos dieron con cielo despejado e intensas estrellas, interpretadas por la banda filarmónica “Santa Cecilia”, cuyos integrantes son casi todos niños y niñas que nunca se había visto en agrupaciones de este tipo en Guatemala. Tocaron 20 marchas de los hermanos Llamas Oseida, todos representan tradiciones de fe popular guatemalteca y musicalizan los 7 Dolores de la Virgen María. Se lucieron el Ministerio de Relaciones Exteriores y la Universidad San Carlos de Guatemala.

La filarmónica “Santa Cecilia” comenzó con “La Solleivazione di Cristo”, luego fue in-crescendo (creciendo) gracias al entusiasmo de los muchachos. Ellos se prepararon muy bien para que el concierto garantizara el espíritu musical de compositores guatemaltecos…Digamos que fue algo mágico!! Se distinguieron los hermanos directores: Dophane, Ulises y Jesús Llamas Oseida pero se robó las “palmas” el más joven de todos Luisito Cax: -pasadito de peso- espejuelos grueso, dientes de morfeta, sonrisa que nunca desapareció de su rostro soleado, tocaba los instrumentos de percusión que al mismo tiempo transmitía “códigos” a sus compañeros para la venidera pieza sacra.

A la derecha de la sinfónica juvenil estaba la cinematografía que en el siglo XX se convirtió en el principal vehículo de reproducción mecánica. Cinematografía que nos mostró las procesiones en las ciudades, los viacrucis, la vida, pasión y muerte de Cristo.

Vimos la escultura de Jesús Nazareno con cabellos sueltos, túnica desprovista de bordados y el ornamento que representa el camino al Gólgota. Más de una lágrima brotó de los rostros en penumbra de los asistentes que limpiaban con disimulo. La música preciosa y los golpes rudos de fariseos en el cuerpo del señor, se transplantaban a nosotros pecadores. A todos nos causó impresiones contemplar las procesiones. Lástima que el tiempo no es eterno para ver todo lo que pasa en los Días Santos.

La fílmica presentó un recorrido por los entre telones de los personajes y artesanos que dan vida a estos bellísimos cortejos. Además de que miles de guatemaltecos se dan cita a las calles pavimentadas o empedradas para el único evento que no requiere convocatoria. Es un país herido y en constante acecho se unen, se juntan y se quieren más los cristianos chapines con sus cucuruchos, túnicas moradas, sobre exquisitas alfombras de aserrín, cargando largas y pesadas andas, y dando un respiro a la violencia cotidiana, que quiebra la economía y la seguridad del país.

Alguien había dicho que Guatemala, Perú y España son los 3 países que conservan con gran devoción la Semana Santa. En Guatemala es patrimonio cultural, no sólo por la expresión de fe que se da en la capital y demás ciudades del interior. Es patrimonio cultural porque el país entero, sin excepción, se viste de morado penitente, con sus matices y particularidades. Porque, conmemoran desde la multiculturalidad de país la pasión, muerte y resurrección de Jesús Nazareno. El paso de las procesiones tarda 5 minutos por una cuadra. En ese breve lapso toda una maquinaria de artesanías desfila frente a los espectadores, el producto final de incontables trabajos, meses y esfuerzos de los más diversos.

Se afirma que hoy por hoy es la fiesta Chapina más hermosa y fervorosa. No existe ningún rincón del país donde no se conmemore. La Semana Santa para millones de guatemaltecos que, sin importar su condición social, origen, ideología, sexo o preferencia sexual, año con año fortalecen la identidad nacional, y ayudan a recordar que tienen un país rico en tradiciones, en talento, en fe, y sobre todo rico en esperanza…El concierto de los niños y niñas de la Filarmónica “Santa Cecilia” fue un honor al Cuerpo Diplomático… de 40 llegamos 5 ¡!