Nicaragua: materializadora de las imaginaciones más improbables

Opinión: 16/03/2016

Nicaragua: materializadora de las imaginaciones más improbables

Autor: Nicaragua905

Erick Ruiz José

Sandino la vislumbró grande; Darío concretó la evidencia del potencial creativo del nicaragüense; y miles entregaron sus vidas porque sabían que el progreso iniciaría con la paz y la libertad. Pero, en tiempos como los que vivimos; ¿quién la imaginaría tan promisoria?

Nicaragua está abofeteando a los que no creían que, en épocas en que es el planeta el que debe rescatarse, un país pequeño puede ser el nuevo rostro del progreso continental.

Muy pocos podían apostar durante los 90 que Nicaragua se lavaría la cara para presentar una imagen de optimismo y sueños realizados ante los inversionistas extranjeros y todo tipo de escépticos nacionales.

LA CARRERA POR EL COMERCIO MUNDIAL.

“La contraparte tiene que aceptar que nosotros estamos interesados y estar dispuesta a negociar con nosotros. Entonces si nosotros le presentamos una propuesta atractiva, que es todo el mercado regional, en realidad creo que eso nos da mejores posibilidades”.

Esas son las palabras de Mario Arana, nuevo gerente general de la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua APEN, acerca del impacto que ha generado la iniciativa gubernamental de ingresar al Tratado Transpacífico de Libre Comercio, mejor conocido como TPP.

De acuerdo con el expresidente del Banco Central de Nicaragua; “lo más importante es que en la medida en que nosotros nos integramos a este acuerdo, nos estaríamos posicionando bien en lo que se llama cadenas de valor; cadenas de suministro. Se nos abren nuevas oportunidades de mercado y de atraer inversión a Nicaragua”.

Todos los economistas, empresarios y trabajadores han comprendido que participar en el TPP amplía el universo del comercio para el país; y le envía un mensaje directo a naciones que representan más del 40 % del Producto Interno Bruto y 25 % del comercio mundiales.

Con semejantes niveles de pobreza que Nicaragua reportaba a finales del siglo 20; tan siquiera pensar en sus alta competitividad era una utopía para muchos.

Igualmente era una fantasía el Gran Canal de Nicaragua; un megaproyecto que está evidenciando que la paciencia y la meticulosidad deben imperar; no apresurar una obra que le dará al mundo otra ventana para introducirse a modernas vías de comercio y soluciones urgentes debido al crecimiento de la industria mercante.

El Gran Canal está aportando a la sociedad nicaragüense en muchos sentidos; hasta en lo cultural. Lo que quedó demostrado hace un par de días cuando en Managua una misión arqueológica entregó 5 mil piezas históricas al Instituto Nicaragüense de Cultura. Estas fueron encontradas en la zona de Brito, donde iniciaría la construcción de un puerto de gran escala para desembarcar la maquinaria que construirá el canal.

Ese día, Luis Morales, codirector del INC dijo que “estos estudios representan un antes y un después en la arqueología nicaragüense. Recordemos que por limitaciones de años anteriores no habíamos tenido acceso a que nuestra arqueología estuviera sustentada en métodos científicos”.

Todas las piezas serán estudiadas y expuestas posteriormente en los museos del país.

Queda claro entonces el objetivo nicaragüense de ser un nombre que suene en el exterior. Que esta tierra pequeña pero tan vasta en materia de riquezas naturales y talento humano sea reconocida ahora por su participación mundial en el comercio y el desarrollo.

LA MUJER AL FRENTE

“La sociedad latinoamericana del siglo XXI” es un estudio realizado por académicos japoneses que le han dado a Nicaragua la distinción de primer lugar a nivel mundial en referencia a la participación política del género femenino.

A pesar de que queda mucho por hacer en temas de violencia de género e intrafamiliar; el país está caminando horizontalmente hacia una sociedad donde las mujeres cada día son más aceptadas y protagonistas.

En 2016; el país irá a elecciones generales en las que la mitad de los candidatos son mujeres y la mitad de los ganadores serán mujeres. Es decir, en el Poder Legislativo habrá igual número de hombres y mujeres; hasta los suplentes. Un diseño que ya fue practicado en las elecciones municipales de 2012.

En un buen número de instituciones la que dirige es una mujer y varias de ellas han sido reconocidas internacionalmente, como Rosario Murillo en el Poder Ejecutivo, Aminta Granera en la Policía Nacional y Alba Luz Ramos en el Poder Judicial.

Nuestra nación es noticia internacional en muchos sentidos, como lo hizo El País de España, que destaca que Nicaragua se ha convertido en el primer país del mundo en otorgar a las trabajadoras sexuales el estatus de facilitadoras judiciales.

El magistrado Marvin Aguilar, coordinador nacional del Servicio de Facilitadores Judiciales fue citado por El País, declarando que “pretendemos que las trabajadoras sexuales tengan representación en su sector y puedan resolver sus conflictos entre ellas mismas y de esta forma evitar que la violencia incremente.”

Con estos hechos, de muchos (solo mencionamos dos) Nicaragua se prepara para un nuevo sufragio en noviembre; con un FSLN que según la más reciente encuesta de M&R Consultores, ganaría con más del 65 % de los votos.

OPTIMISMO A GRANEL

Estas encuestas han servido como evaluador de la vida de los nicaragüenses pues la empresa consultora ha indagado en los sentimientos de la población. Identificando que la gran mayoría percibe que mejores cosas vendrán.

Por ejemplo; el derecho cívico de votar será propio del 76.2 % que dijo que no desperdiciará su oportunidad de elegir. Además, el 59.4 % considera que votar “es importante”. Eso quiere decir que la gente renueva su fe en la democracia; un concepto convertido en suspicacia durante los 90; cuando el país estuvo en ruinas.

Así de improbables eran, entonces, los sueños de los nicaragüenses. Ahora se goza de un país que rotula muchísimo en el exterior y que aparece en las publicaciones más prestigiosas del mundo; teniendo uno de los mejores malecones de Latinoamérica, la mejor seguridad física y jurídica de Centroamérica y al partido de izquierda más fortalecido de las últimas décadas.