Nicaragua, el sandinismo 37 años después

Opinión: 21/07/2016

Nicaragua, el sandinismo 37 años después

Autor: Nicaragua905

Geraldina Colotti (Il Manifesto)

Nicaragua ha festejado ayer los 37 años de la revolución sandinista. El 19 de julio del 1979, el FSLN ha puesto fin a la sanguinaria dictadura de Anastasio Somoza, realizando la última revolución armada del siglo pasado. En 1990, pero el Frente Sandinista ha perdido las elecciones, derrotado por una coalición apoyada por los Estados Unidos, que reunió todas las fuerzas políticas conservadoras. El retorno de las derechas pasó como una aplanadora sobre las conquistas sociales alcanzadas por el sandinismo.

Pero 17 años después, siempre por vía electoral, el Frente ha regresado a gobernar. Ha iniciado una segunda etapa, logrando cambiar el destino del país. Ha entrado a ser parte de las alianzas sur-sur y del ALBA, la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América, ideada por Cuba y Venezuela. Hoy, el país es considerado uno de los más estables y seguros de la región, y su economía es considerada una de las más importantes de Centroamérica.

Ayer, en Managua, de frente a miles de personas, el Presidente Daniel Ortega ha festejado el aniversario con algunos de los Presidentes y representantes de América Latina, como el venezolano Nicolás Maduro y el salvadoreño Sánchez Céren.

La revolución sandinista ha sido recordada también en Roma, con un brindis y el encuentro “América latina, logros y desafíos”, llevado a cabo en el IILA (Instituto Italo Latinoamericano). En el podio estaban presentes las representaciones diplomáticas de Nicaragua, Cuba, El Salvador, Venezuela, Ecuador y Bolivia. La embajadora nicaragüense Monica Robelo, ha recorrido el camino de la revolución sandinista, mostrando con cifras y datos el renacimiento que vive hoy el país, a pesar de los riesgos existentes en la difícil coyuntura económica internacional.

A través de un paquete de planes sociales y gracias al apoyo del ALBA- ha recordado Robelo- hoy Nicaragua es uno de los países que más ha reducido la desigualdad. Cuando el Frente Sandinista ha regresado al gobierno, en enero 2007, Nicaragua estaba bajo la presión del Fondo Monetario Internacional. Seis años después, “hemos iniciado un nuevo proceso de emancipación de este tipo de intervencionismo. En términos económicos, a pesar de la fuerte crisis mundial, hemos registrado un crecimiento medio anual del 4.5%. Estamos construyendo un nuevo modelo de desarrollo y de gobierno, el Poder Ciudadano”.

El 6 de noviembre, se llevaran las elecciones presidenciales con Ortega nuevamente como candidato del Frente Sandinista que, según las encuestas, tendría una aceptación de más del 50%.

(Artículo publicado originalmente en el periódico comunista italiano Il Manifesto. Traducción-Embajada de Nicaragua en Italia)