Has mandado fotos eróticas a alguien? Mira el “packs” de Indira

Sexualidad: 26/01/2017

Has mandado fotos eróticas a alguien? Mira el “packs” de Indira

Autor: Angélica Rocha

El “sexting”, seguramente has escuchado hablar mucho de éste término, y aunque muchos lo practican y desconocen sus repercusiones, se ha extendido con rapidez en los usuarios que a diario utilizan sus dispositivos móviles para conectarse con el mundo a través de las redes sociales y diferentes aplicaciones.

El “sexting” es el fenómeno de fotografiarse en actitud provocativa para enviar las imágenes a alguien de confianza.

Aplicaciones como Whatsapp y Snapchat son las más utilizadas por su rapidez y privacidad, aunque la segunda promete que un mensaje se autodestruye pasado un cierto tiempo, lo que ofrece una garantía de mandar imágenes subidas de tono de forma más particular y segura.

El uso de esta moda, (sexting) -contracción de sex y texting- es una práctica que puede causar graves daños psicológicos a quienes lo usan que en la mayoría de los casos desconocen el destino final de sus fotografías íntimas.

Esta práctica ha dejado en evidencia que muchos jóvenes, adultos y hasta famosos han sido víctimas de que sus imágenes provocativas enviadas a quienes ellos consideraron de confianza, han sido publicadas con algún fin, ya sea para perjudicar su integridad o por fines de lucro.

Tal es el caso de “Indira”, así llamaremos a esta joven que nos compartió su experiencia con el “sexting”, quien cayó en una adicción al enviar imágenes sugerentes a un amigo con “derecho” que ella consideraba de confianza, y nunca espero que sus fotos las encontraría en una página de Facebook con contenido pornográfico.

“Yo le tenía confianza”, nos comentó Indira, “una tarde fue que comenzó el juego, él y yo éramos muy amigos, pero de pronto nos dimos cuenta de que queríamos algo más, y decidimos ser amigos con derecho sin arruinar nuestra amistad, teníamos intimidad, y sin darme cuenta cada noche le enviaba una foto mía desnuda en muchas posiciones, pensando que era muy de confianza”

Sin embargo Indira no midió hasta donde estaban llegando sus fotografías sugerentes.

“No le ocultaba mi cara, bruta que fui!!!. Un día me llego un mensaje por whatsapp de una amiga, y miré el gran pantallazo, se me irisó la piel y se me puso la cabeza caliente, todas mis fotos estaban en una página de pornografía en Facebook!!! No sabía qué hacer, empecé a llamar al maldito ese, y cuando escuchó lo que le dije me corto y me bloqueó, así de sencillo, cuando logre verlo lo único que me supo decir es que le habían robado el celular y que lo dejara de joder”.

Indira nos comentó que la “amistad” con el distribuidor de sus imágenes terminó, y que no reclamó más para no hacer “tanto alboroto”. A los días la página de Facebook ya había sido eliminada.

Casos como estos son muy comunes, cada persona es responsable de hasta dónde puede llegar con lo que comparten con sus amigos a través de las redes sociales. Sin embargo a quienes practican el sexting deben valorar miles de veces si es adecuado hacerlo, o tomar sus medidas al momento de compartir este tipo de contenidos con sus contactos.