Nacionales: 05/11/2017

Gobierno de Nicaragua se solidariza con EEUU por tragedia en Texas

Autor: Zayda Bojorge

El gobierno de Nicaragua se solidarizó con el pueblo y gobierno de los Estados Unidos, en particular con Texas, que este domingo 05 de noviembre sufrieron un atentado en una iglesia ubicada en la localidad de Sutherland Spring.

Leer más: Rosario: “Ha sido un proceso responsable, de calidad y pacífico

“Y cuánto nos duele, que cuando ya estábamos listos para venir aquí a ejercer el voto, las noticias de los Estados Unidos de Norteamérica. Ahora en Texas, en una iglesia, un tiroteo y se habla ya de más de 20 muertos y 27 heridos”, destacó el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega Saavedra.

Destacó que el terror, no es más, que la expresión del odio y Nicaragua ha vivido la dolorosa experiencia de la confrontación de la muerte, de la guerra y del odio.

“Y ante los acontecimientos dolorosos en Texas, nuestra solidaridad con el pueblo norteamericano y en particular con las familias que han sido afectadas por estos crímenes”, dijo el presidente Ortega.

Recordó que Estados Unidos es un país que vende armas de todo tipo, desde pequeño calibre hasta armas de altísimo calibre.

Solidarizarnos con el pueblo norteamericano, con sus autoridades, con el presidente de los Estados Unidos ante esta tragedia y aquí en Nicaragua, unirnos en una vez más a esa oración que nos dejó San Francisco de Asís, dice, ¡Oh Señor Hazme instrumento de tu Paz, que donde haya odio, siembre Amor! Yo me detengo ahí en esa palabra”, anotó el mandatario.

Leer más:Presidente Ortega llama a la no confrontación y a promover la Paz

También la vice presidenta de la república de Nicaragua, Rosario Murillo, se solidarizó con las familias de Texas.

“De verdad, un abrazo desde lo más profundo de nuestros corazones a esas familias que sufren (…) Nosotros enviamos nuestro saludo amoroso, enviamos nuestra solidaridad”, dijo Murillo.

La tragedia en Texas comenzó en torno al mediodía del sábado, durante la celebración de la misa en la iglesia baptista de Sutherland Spring entró un hombre y abrió fuego indiscriminadamente.

Los vecinos escucharon al menos 20 disparos. En la eucaristía participaban unas 50 personas de los 683 habitantes de este pueblo. El autor de la masacre se escapó en un vehículo, sin embargo, durante la persecución policial, el atacante murió.