Un Trotamundos en Ometepe

Deportes: 24/11/2017

Un Trotamundos en Ometepe

Autor: Gerald Dávila Rivas

La última vez que los Trotamundos de Harlem se presentaron en Nicaragua fue en 1957, por eso desde hace muchos años se anhelaba con entusiasmo el regreso del elenco que ofrece el mejor espectáculo de baloncesto en el mundo. La espera se terminó hace unos días cuando arribó al país  Orlando “El Gato” Meléndez quien es parte de los Globetrotter y aprovechando que llegó con anticipación,  ayer decidió visitar la Isla de Ometepe para llenar de alegría a los niños de Altagracia y Moyogalpa, objetivo que por obvias razones cumplió.

Meléndez se mostró muy emocionado de estar en Nicaragua: “Es algo increíble, este es el país 73 que visitó, siempre escojo como favorito algo de los lugares y la verdad hoy he visto tanto y  la  he pasado tan bien que sin duda este país se ha convertido en uno de mis favoritos. La Naturaleza es algo indescriptible, el cariño de la gente y la comida, tuve la oportunidad de comer un desayuno típico de Nicaragua. Además me da mucho orgullo venir acá, como puertorriqueño represento a la sepa de Roberto Clemente y las cosas que hizo por Nicaragua” expresó muy contento el integrante de los Globetrotter.

El “Gato” confirmó que el resto de sus compañeros arribarán al país el próximo viernes, en lo que respecta al show que ofrecerán los días 25 y 26 de noviembre con motivo de la inauguración del Polideportivo Alexis Argüello, Meléndez expresó  que harán donqueos y  acrobacias combinadas con comedia. Los asistentes también serán protagonistas del show, pues  la interacción del público es clave para garantizar alegría y diversión. Los Trotamundos en sus 92 años de existencia han visitado más de 120 países y disputado 20.000 partidos, además son un  icono mundial que ha causado sensación en todos los continentes y escenarios que han pisado. Los adjetivos se agotan para describir a los magos del baloncesto, quienes  exhibirán su repertorio por vez en Nicaragua. Para ser parte de  la historia lo ideal es vivirlo en carne propia, pues la oportunidad es única en la vida, es mejor expresar con orgullo ¡Yo estuve allí!