Diriamba se alista para celebrar a San Sebastián

Nacionales: 02/01/2018

Diriamba se alista para celebrar a San Sebastián

Autor: Radio Nicaragua

Familias tradicionalistas y católicas de la cuna de El Güegüense, Diriamba, se preparan para festejar a lo grande al milagroso San Sebastián, cuyas fiestas patronales serán acompañadas por el Gobierno Municipal del 17 al 27 de enero.

Con una alegre Diana en las principales calles de la ciudad, será anunciado el próximo 17 de enero el inicio de las fiestas patronales; seguido de la repartición de la tradicional cajeta, rosquillas, pinolillo y chicha de jengibre.

El 18 de enero, se espera que en Diriamba se concentren más de 100 mil devotos de San Sebastián, fecha especial en que también llegan las vistosas carretas peregrinas de San Antonio, y se reparten ricos nacatamales en la enramada del Mayordomo.

La historia de las imágenes

El historiador y responsable de la Casa de Historia de Diriamba, Jaime Serrano, relató sobre el origen de la llegada de San Sebastián hasta esta ciudad, refiriendo que la leyenda habla de un barco que llegó al Océano Pacífico, del Sur a Norte y a la altura de El Realejo.

“Este barco sufre una tempestad, y en ese ínterin los marineros se amotinan y matan al capitán. Con esta situación, las corrientes arrastran al barco, y lo regresan a la altura de Huehuete, en ese tiempo llamado Punta Casares de Huehuete. Aquí el barco encalló, y bien golpeado por la tormenta, se hundió”, sostuvo.

Explicó que a esta tempestad, dos marineros lograron salvarse y salvar dos cajas. Llegan a la playa, y descubren dentro de las cajas las imágenes de Santiago y San Sebastián.

“Santiago traía en el pecho una campana, y en la disputa de quererse quedar con la campana, esta cae en una zanja. Aun así, los marineros, considerando que hay más oro en las cajas de las imágenes, se matan a cuchillazos”, relató.

El historiador nicaragüense, expuso que quienes descubren las cajas son los nativos indígenas. Y lógicamente que le dan la información al sacerdote, que en ese tiempo era un franciscano.

“Traen las imágenes a Diriamba, y deciden llevar la imagen de San Sebastián a Jinotepe. A medida que llevaban más largo a la imagen, esta se iba volviendo más pesada. Entonces decidieron devolverla a Diriamba, y tomaron la imagen de Santiago y la cargaron para Jinotepe, la cual estaba más ligera”, explicó.