Nicaragua vacunará a connacionales que viajen a países afectados por fiebre amarilla

Nacionales: 08/02/2018

Nicaragua vacunará a connacionales que viajen a países afectados por fiebre amarilla

Autor: Gonzalo Aguirre

Las autoridades del Ministerio de Salud, (MINSA), dieron a conocer este jueves que van a vacunar contra la fiebre amarilla a todos los nicaragüenses que viajen a países afectados por un brote de esa peligrosa enfermedad.

Las autoridades de Salud también dieron a conocer que inmunizaran contra la fiebre amarilla a todos los extranjeritos residentes en el país, que viajen a naciones afectados con el brote.

El MINSA tiene disponible la vacuna contra la fiebre amarilla en su sede central en el complejo “Concepción Palacios”.

Lea también: Nicaragua fortalece acciones para disminuir tasa de mortalidad neonatal

La vacuna contra fiebre amarilla es segura y proporciona una inmunidad efectiva contra la enfermedad, explicó en rueda de prensa el secretario General de Salud, Carlos Sáenz.

Las medidas adoptadas por las autoridades de salud de Nicaragua son para prevenir que el brote de fiebre amarilla que afecta actualmente a por los menos 17 países africanos y 15 del continente americano ingrese a nuestro país.

Brasil encabeza la lista del país con el menor número de casos de fiebre amarilla en Las Américas con más de 400 personas infestadas y 92 decesos por esa enfermedad.

Lea también: Managua inaugurará nuevos espacios turísticos en su paseo Xolotlán

Nicaragua continúa exigiendo a todos los viajeros con procedencia de naciones afectadas por el brote, presentar un certificado de vacunación contra esa enfermedad para ingresar a su territorio, reiteró el funcionario salud.

La medida exceptúa a viajeros que solo hacen uso de suelo nacional para cambiar de avión o viajeros en trance, mujeres embarazas, lactantes, o personas alérgicas al huevo.

Las autoridades de salud dejaron claro que la fiebre amarilla no se tramite por picaduras del mosquito transmisor del dengue y Chikungunya y Zika, Aedes Aegypti, sino por otro tipo de mosquito que cohabita en zonas rurales, lo que a juicio de las autoridades de salud hace más difícil su combate.