Cavan tumbas para que estudiantes reflexionen sobre la vida

Entre las instalaciones del campus de la Universidad de Radboud, en la ciudad holandesa de Nijmegen, los estudiantes pueden disfrutar de una tumba cavada en los jardines, donde tienen la posibilidad de echarse y reflexionar sobre la vida y la muerte, alejados del estrés universitario durante unas horas.

En esta “tumba de relajación” se podrá meditar, entre otras cosas, sobre la fugacidad de la vida. Los alumnos no pueden acceder a su interior ni con libros, dispositivos móviles, ni cualquier otro elemento que les distraiga de su cometido: pensar en la muerte, explicaron los responsables de la curiosa idea.

La iniciativa, propuesta por el capellán universitario, John Hacking, lleva el nombre en latín de “Memento mori” (Recuerda la muerte), y causó furor entre los estudiantes. Según informaron fuentes universitarias, hay hasta lista de espera para poder utilizar la fosa.

El propio Hacking cavó el agujero con sus propias manos con la intención de que los universitarios se centren en la naturaleza de la vida y puedan pensar sobre su significado.

Comments are closed.