Condenan a una mujer por dar de comer a las palomas

La Audiencia Provincial de Barcelona obliga a una mujer a tener que abandonar su vivienda durante un año por alimentar a las palomas desde la ventana del edificio.

La mujer fue demandada por sus vecinos, a los que también deberá indemnizar con 1.363 euros por las molestias y los daños ocasionados por los animales en la fachada de la casa.

Leer también: Sexo con su esposo le provoca alergia

La comunidad de vecinos logró que la justicia dictara una sentencia que condenaba a la mujer a dejar de dar de comer y beber a las aves en el edificio y sus alrededores.

En este proceso judicial, el juzgado de primera instancia entendió probado que la señora daba de comer a las palomas y, por ello, le obligó a abandonar dicha conducta y le privó del “uso y goce del inmueble” durante doce meses, además de imponerle abonar una indemnización de 1.363 euros.

Comments are closed.