«Flatulencias» obligan a suspender final de torneo de billar

El sonido de unas flatulencias interrumpió la final de uno de los torneos de billar más prestigiosos del mundo que se celebró en Londres, Reino Unido.

La final de título Masters de Billar disputada entre Ali Carter y Stuart Bingham tuvo que ser interrumpida cuando desde las gradas del Alexandra Palace comenzaron a escucharse sonidos de ventosidades, lo que provocó el murmullo y las risas de los asistentes.

“Creo que podría ser alguien con un cojín de ‘whoopee’”, dijo Dennis Taylor que comentaba la partida en la ‘BBC’. “No es divertido en absoluto”, protestó. Los participantes se jugaban la cuantiosa cifra de 250.000 libras, por lo que la concentración que exige este tipo de competiciones debe ser máxima.

Bingham dejó de jugar y junto al árbitro trató de identificar al autor de la broma entre el público, al final el ruido lo provocaba un  ‘cojín de ventosidades’

Comments are closed.