Sexualidad

¿El sexo después de una discusión es más placentero?

¿Por qué el sexo después de una discusión es más rico? La ciencia lo explica, pues al parecer, no era solo nuestra imaginación la que nos decía que es uno de los más deliciosos que podemos experimentar con nuestra pareja.

Este tipo de sexo, también conocido como “sexo de reconciliación” ha cobrado gran popularidad ahora que se habla de la sexualidad con un poquito más de apertura. No se trata de provocar peleas para disfrutarlo, sino de entender los fenómenos que le hacen más intenso que el sexo tradicional.

Aunque no lo creas, hay varias cuestiones biológicas que se desatan después de una discusión con la pareja y por ello el sexo cobra un nuevo color. Si bien el que hacemos normalmente no tiene nada de malo, el de reconciliación sí resulta más intenso.

LEER MÁS: Mitos y verdades sobre el aumento del deseo sexual en verano

Psycoterapuetas, psicólogos y sexólogos concuerdan en que el sexo de reconciliación es diferente y hay seis factores determinantes del por qué aumenta la excitación después de una discusión de pareja:

1.- LA EVOLUCIÓN HUMANA
Además del alivio que el sexo provoca después de una discusión, también libera nuevas emociones y algunas de ellas son nuestro profundo instinto, pues luego de sentirnos amenazados llegamos a una sensación de triunfo, de que hemos vencido una gran amenaza, de ahí viene el aumento en nuestra excitación.

2.- EL DESEO DE REFORZAR EL VÍNCULO AMOROSO
En una discusión sentimos nuestra relación de pareja amenazada y entonces surge el deseo de sanar y fortalecer el vínculo que hay entre nosotros y nuestra pareja, por lo que al ser una prioridad, damos más intensidad al sexo, lo damos todo para satisfacer al otro y ellos a nosotros.

3.- LA DELGADA LÍNEA ENTRE LA ANSIEDAD Y LA EXCITACIÓN SEXUAL
Ambas sensaciones aumentan nuestros latidos, el flujo sanguíneo y la intensidad de la respiración. Por ello, la emoción de una de esas dos sensaciones se transfiere a la otra, explica Robert Thomas, sexólogo.

Las discusiones son situaciones de estrés y estas mueven nuestro sistema nervioso, lo encienden por decirlo de una forma y nos llenan de una energía que nos motiva a actuar físicamente de una forma, añada Elesa Zehndorfer. En el caso de la pareja, optamos por saciar esa necesidad física que se presenta con ella, así que el sexo es otro nivel.

Resultado de imagen para HACER EL SEXO ENOJADOS

4.- ES UNA FORMA DE LIDIAR CON EL TRAUMA
Hay traumas de nuestra infancia que se conectan a nuestros deseos sexuales, por lo que al discutir con la pareja, detonamos sensaciones de abandono, injusticia, miedo y queremos aliviarle con la persona que más queremos en ese momento: la pareja.

Si este es tu caso, es necesario buscar ayuda profesional, porque mientras no sanes esas heridas, serás blanco fácil de personas que podrían aprovecharse de tu.

5.- LAS HORMONAS
La testosterona, adrenalina y el cortisol (la hormona del estrés) suben de nivel cuando discutimos con alguien, incluyendo a nuestra pareja. Particularmente en el caso del cortisol, se produce un deseo de la cercanía que el sexo provoca, explica Jenni Skyler, sexóloga.

Los orgasmos y el placer de una relación sexial liberan otras hormonas como la serotonina, dopamina, adrenalina y oxytocina, la famosa hormona del amor, por lo que en conjunto, nos ayudan a tranquilizarnos, a sentirnos satisfechos, poderosos y seguros, por eso las deseamos, añade Andrew Aaron, terapeuta de parejas.

6.- TENDENCIA AL SADOMASOQUISMO
Como lo hemos explicado antes, hay una gran conexión entre el enojo, la pasión y el sufrimiento, por lo que una discusión puede estimular fantasías sadomasoquistas. Gail Saltz, psiquiatra, señala que no porque amemos del sexo de reconciliación quiere decir que entraremos de lleno al sadomasoquismo.

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar